Cuando María se puso en contacto con nosotros, nos contagió enseguida con su vitalidad y su fuerza, y cuando conocimos además a Leo, enseguida vimos que era cosa de los dos. Se pasó toda la sesión jugando con las piedras, corriendo arriba y abajo, subiendo y saltando,… siendo un niño en definitiva!

Tienen una complicidad entre ellos, una conexión maravillosa como sólo puede establecerse entre madre e hijo que buscamos contar con nuestra cámara.

Os dejamos con las fotos que hicimos en el rato fantástico que pasamos juntos. ¡¡Esperamos que os gusten!!

1IMG_0062 2IMG_0079 3IMG_0107 4IMG_0112 5IMG_0115 6IMG_0181 7IMG_0199 8IMG_0210 9IMG_0216 10IMG_0227 11IMG_0246 12IMG_0287 13IMG_0312 14IMG_0351 15IMG_0372 16IMG_0379 17IMG_0399 18IMG_0413 19IMG_0415 20_MG_5997 21_MG_6030 22_MG_6045 23_MG_6066 24_MG_6106 25_MG_6194 26_MG_6208 27_MG_6252 28_MG_6255 29_MG_6257 30_MG_6274 31_MG_6298

 

¿Os gustan? ¿Os apetecería tener unas fotos así de bonitas?

Mandad un mail a sesiones@rosaspatafora.com

¡¡Os estoy esperando!!

Comentario (0)

Deja un comentario