Enter your keyword

Porque no hay nada tan hermoso como dar VIDA

De mis dos embarazos sí que recuerdo una cosa, que aunque todos me decían lo guapa que estaba, yo sólo me veía fatal… Mis dimensiones se habían hecho enormes, mi barriga chocaba con esquinas, sillas, mesas, con todo lo que encontraba por delante… Es verdad que mi pelo estaba espectacular, que los ojos me brillaban […]